Alemania Día 3: Munich. Palacio Residenz, Viktualienmarkt y Englishcher Garten

Hoy era nuestro último día en Munich, por lo tanto teníamos que ver lo previsto en un principio más alguna cosa que nos habíamos dejado los días anteriores. Comenzamos en el casco antiguo, continuamos por el palacio más famoso de Munich (Residenz) y terminaríamos por uno de los parques urbanos más grandes de Alemania, el Englishcher Garten.

Después del día 2 en la BMW, parque Olimpico y palacio de Nymphenbur hoy volvíamos al centro de Muchich

Viktualienmarkt
Viktualienmarkt
Viktualienmarkt
Comenzamos el día madrugando y llegando temprano al mercado que no pudimos ver dos días antes. Estaba lleno de puestos, a cual mejor colocado y más bonito. Había de todo: fruta, verdura, objetos de decoración, cosas inservibles, ... Junto a los puestos al aire libre, existe un mercado gourmet con toda clase de exquisiteces: ostras, jamón, quesos, vinos, cervezas, licores, ...
En el mercado también hay una parte de mesas y muchos puestos de comida alrededor. Te puedes coger lo que quieras y comértelo en el primer sitio que haya libre. Eso sí, tienes que compartir los bancos con otras personas.
Nosotros continuamos nuestro recorrido, pero sobre las 14.00 volvimos a la plaza para comer y nos tocó un grupo de 3 jóvenes al lado de un señor mayor con alguna cerveza de más, el cual estuvo toda la comida contando sus batallita (en Alemán). No os perdáis la caseta que hay en el centro de las mesas. Sólo sirve jarras de cerveza y hay un señor a dos manos llenando continuamente jarras de un tonel. Todo un espectáculo.
Asamkirche

Asamkirche
En una de las calles cercanas al mercado (Sendlinger Strase, 34) se encuentra una de las iglesias más coquetas y bonitas que hemos visto durante nuestro viaje. Está un poco camuflada y por fuera no te esperas lo que luego te encuentras dentro.
Es una iglesia de estilo barroco y en su interior no queda ni un centímetro sin decorar. A cualquier lugar que mires te encuentras con una maravilla.
La joya de la corona es el fresco del techo.Puedes tumbarte en un banco para contemplar la pinturas.
La construcción de esta iglesia se debe a los hermanos Quirin, los cuales dedicaron parte de sus vidas a realizar la decoración. Vivían en la casa de al lado y esta era su capilla particular, incluso podían ver el altar por una de las ventanas.



Palacio de la Residenz
Continuamos nuestra ruta hasta llegar a la Max-Joseph-Platz, donde está la Opera y el palacio de la Residenz, nuestra siguiente parada.
El palacio de la Residenz fue durante casi 100 años la residencia de la familia Real Bávara.

Sala en el Palacio de la Residenz
La visita está dividida en dos partes: El museo donde se guardan todas las joyas de la corona y el propio palacio.
Como curiosidad contar que durante la segunda guerra mundial sólo quedó 50m2 de techo sin derrumbarse. Lo que se puede ver es una reconstrucción muy buena del palacio original. Dentro del palacio se encuentra un tesoro un poco macabro: una de las mayores colecciones de reliquias. Huesos, cabellos y dientes de santos que están guardados en ostentosas cajas de oro decoradas con piedras preciosas.
Os aconsejamos que vayáis con tiempo, recorrer todo el palacio y el museo os llevará por lo menos 3 horas.


Cervecería Hofbrauhaus
Cervecería Hofbrauhaus
Quizá la cervecería más famosa de Munich. Está cerca de la Residenz y la calle Maximiliam (la calle con las tiendas más exclusivas de todo Munich) y es famosa por que allí en 1920 se produjo el primer gran encuentro del partido de Hitler.
Es muy bonita, sus paredes están decoradas con pintura y cuando estuvimos nosotros había una banda tocando típicas canciones Bábaras. Creo que es un lugar que por lo menos hay que ir a darse una vuelta.



Pagoda Chinesis-Cher en el Englishcher Garten

Englishcher Garten
Después de comer volvimos para el palacio Residenz, lo rodeamos por la calle Ludwig y nos encontramos a 4 estatuas de leones, separadas unas de otras unos 20 metros y la gente iba pasando por cada una de ellas tocándole la pata (parece ser que da buena suerte).
Enfrente de las estatuas está Feldherrnhalle, un templete dedicado a los héroes de guerra y al lado la Theatinerkirche, una iglesia muy característica por su color mostaza. No nos entretuvimos demasiado y continuamos por los jardines que hay en la parte de detrás del palacio hasta cruzar la carretera por un túnel que nos llevó hasta nuestra siguiente parada.
Nos encontramos a unos surfistas con sus tabla en la mano. Habíamos llegado al mayor parque urbano de Alemania, donde el canal que lo atraviesa hace una ola que puede ser cogida por los surfista. Es curioso ver ese espectáculo en medio de una ciudad.
Pasamos el resto de la tarde dando un paseo por el parque y terminamos llegando a la pagoda de Chinesis-Cher. Curioso edificio en mitad del parque y, más curioso la cantidad de personas que allí se reúnen con el buen tiempo a tomar unas cervezas y a comer las tradicionales salchichas y codillo. Nosotros nos decantamos por un helado.

Así terminó nuestra estancia en Munich. Al día siguiente cogíamos el coche y nos íbamos para el sur en busca de los Alpes.

Para el día siguiente habíamos planificado: "Alemania Día 4. Castillo del Rey Loco, Oberammergau y Wieskirche"

Ver todas las fotos de: "Alemania Día 3: Munich. Palacio Residenz, Viktualienmarkt y Englishcher Garten"


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Danos tu opinión de nuestro post. ¿Qué añadirías o qué quitarías?

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails