Escocia día 8:Invernes, Fort George y Corgarff Castle

Comenzamos el día rehaciendo los planes, no podemos irnos de Invernes sin visitar Fort George, por tanto cambiamos nuestro itinerario, aunque tengamos que llegar un poco más tarde a nuestro hotel de esta noche en Aberdeen.

Después del día 7 por Elgin, destilerías y avistamiento de delfines, hoy está previsto turismo urbano por Invernes, un fuerte militar, un castillo y atravesar el parque natural de Glenmore.


Victoria Market de Invernes
Victoria Market de Invernes

Victoria Market en Invernes
Después de un buen desayuno y de abandonar con pena nuestro B&B de las últimas dos noches, nos acercamos al centro para ver uno de los destinos turísticos que todas las guías recomendaban: Victoria Market.
Invernes es la capital de las Highlands, es una ciudad pequeña que más bien parece un pueblo grande. El río Ness parte por la mitad a la ciudad, dándole ese carácter especial que tienen todas las ciudades con río.
Victoria Market es un mercado que se construyó en 1870 y era donde acudían los agricultores y ganaderos de todas las Highlands a vender sus productos.
Su estructura es original, compuesta por un armazón de pilares de hierro pintados de rojo que contrasta con sus techos y paredes blancas.
La finalidad actual del mercado ha cambiado con respecto a su origen. Ahora está repleto de pequeñas tiendas que venden todo tipo de cosas.
Estuvimos paseando, merodeando y pasando a alguna tienda durante 45 minutos. Además de por lo original de la estructura y por su situación en el centro de Invernes, nos pareció que no merecía mucho la pena entretenernos más.


Fort George
Fort George

Fort George
Salimos del mercado, recogimos el coche y nos dirigimos a Fort George, lugar al cual llegamos ayer un poco tarde y ya estaba cerrado.
La primera impresión que tienes al llegar al lugar, es que no hay nada más que una muralla de defensa y unas bonitas rampas de hierba que terminan en el foso de la muralla.
Cuando entramos nos quedamos sorprendidos por la ciudad que hay dentro de esos muros. Tiene una capacidad para albergar hasta 2.000 militares.
Fort George fue construido en el siglo XVIII con la finalidad de albergar al ejercito Inglés en sus numerosas campañas contra los Escoceses. Y sirvió como punta de lanza para intentar pacificar la zona de la Highlands, muy conflictiva hasta entonces.
En la actualidad es la sede principal de los Highlanders, batallón del ejercito Británico compuesto sólo por soldados Escoceses.
Los Highlanders son conocidos por su gran valor en las batallas y sobre todo por tu traje típico de gala: "El Kilt".
Dentro del fuerte está el Highlanders' museum, donde se puede ver como han ido evolucionando los trajes, los uniformes y las armas a lo largo de la historia. También posee un gran número de medallas y condecoraciones a sus soldados más importantes.
En la última planta hay una habitación con kilts y trajes de época para que te los puedas probar. Un servidor se puso la falda escocesa (no el kilt, ya os contamos la diferencia en nuestra entrada de Curiosidades de Escocia). Como la falda es muy larga y con muchas tablas, pesaba por lo menos 4 kg.
En la puerta había un Highlander jubilado que nos despidió muy amablemente, y con él estuvimos conversando un momento. Nos contó que ingresó en los Highlanders en los años 70 y que fue corneta de la banda de música. Se notaba que el señor se emocionaba recordando sus historias.
Al final de todas las edificaciones está una pequeña capilla. Encontramos curioso el púlpito de tres alturas desde donde se decía la misa. Parece ser que en la parte alta está el sacerdote dirigiendo la ceremonia, en la parte media la persona encargada de leer las escrituras y en la parte baja la persona responsable de dirigir los cantos.
La visita os la recomendamos totalmente, además todas y cada una de las partes del fuerte están ordenadas, limpias y en su sitio, al más puro estilo militar.
Al salir del fuerte y dirigirnos al coche, nos encontramos con dos parejas de jubilados Españoles. Estaban haciendo nuestro mismo recorrido pero en sentido contrario, por lo que nos paramos y nos estuvimos contando nuestras experiencias y que había merecido la pena ver y que cosas nos podíamos saltar.
Ellos nos recomendaron el palacio de Scone, el cual no estaba en nuestra lista, y nos dijeron que no fuéramos al castillo de Balmoral.
Nos resultó curioso cuando nos dijeron su planificación, iban a hacer la misma ruta que nosotros, pero en la mitad de tiempo, vamos que debían correr un poco. ¡Es lo que tiene esta juventud!


Corgarff Castle
Corgarff Castle


Corgarff Castle
Sin entretenernos más pusimos en el GPS las coordenadas de nuestra próxima parada (57.163522, -3.235230) y nos dirigimos para el Castillo de Corgarff.
El castillo se encontraba en pleno parque natural de Glenmore. Nada más entrar en el parque natural la carretera comenzó a subir, siendo cada vez los árboles más escasos, dejando paso a praderas verdes y señales de nieve. Este paraje en Invierno debe ser muy bonito, a la vez de complicado de visitar. 
Como eran ya las 15.00, decidimos parar en un apartado de la carretera donde había unos árboles y una mesa para picnic.
El castillo tiene una situación privilegiada, desde donde se controlaba la ruta entre Inglaterra y Fort George.
Cuando divisamos el castillo desde la carretera, la fotografía que había de él era muy bonita. En lo alto de una colina, rodeado de pastos y pintado de blanco destacando sobre todo lo demás.
A simple vista no perecía un castillo, parecía más una ermita típica de la Mancha, donde se va de romería una vez al año.
Dejamos el coche en el parking y subimos por el camino, "en peregrinación" hasta el castillo.
Sólo estábamos nosotros, la entrada eran 5 libras, pero con la Explorer Pass era gratuita, y menos mal que fue gratuita, el castillo consistía en tres alturas con una habitación cada una.
Por no irnos a los cinco minutos de llegar, estuvimos charlando con la persona de recepción. Una mujer muy simpática que nos preguntó como iba nuestro viaje y si en España hacía más calor que en ese día en Escocia (estábamos a 28º). También nos enseñó unas fotos, que tenía en su ipad, del castillo en invierno. Eran unas fotos donde todo estaba nevado y ella aparecía cubierta de nieve hasta la rodilla. Muy bonito para ver en fotos, pero seguro que menos agradable vivir en esas condiciones.

Hotel Best Western Summerhill de Aberdeen
Aunque la pareja de jubilados de la mañana no nos había recomendado ir al palacio de Balmoral (según ellos no se ve más de lo que aparece en las revistas del corazón), lo teníamos en nuestra ruta y decidimos pasarnos por él.
Nada más llegar nos empezamos a mosquear, el parking estaba medio vacío. Y efectivamente, eran las 17:00 y ya habían cerrado para el público. Por tanto nos quedamos sin verlo, aunque según nos habían dicho tampoco nos perdimos mucho.
Desde el palacio nos fuimos directamente hasta Aberdeen, donde habíamos reservado un hotel a las afueras. No era un hotel con encanto, era el típico de una cadena de hoteles, que además resultó ser el más barato de todos en los que nos habíamos alojado. Estaba bien, limpio, reformado y tenía cafetería para poder cenar. Podríamos decir que es un hotel 3* del norte de España.
Tuvimos una cena muy agradable en el restaurante del hotel, con una buena pinta de cerveza y
a un precio razonable. 
También nos empezamos a dar cuenta que cada vez era más difícil entender el Inglés (y no era por la pinta de cerveza). A la camarera teníamos que pedirle que nos repitiera las cosas dos veces, porque no la entendíamos, al final nos dijo que lo sentía, pero que estaba acostumbrada a hablar como en Edimburgo, es decir, a 200 por hora. Esto nos hizo pensar que se nos acercaban días más problemáticos con el idioma, nuestro destino del día siguiente era Edimburgo.

Para el día siguiente habíamos planificado: "Edzell Castle, Perth y Palacio de Scone"

Ver todas las fotos de: "Escocia día 8:Invernes, Fort George y Corgarff Castle"





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Danos tu opinión de nuestro post. ¿Qué añadirías o qué quitarías?

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails