Escocia día 1: Stirling

Comenzamos nuestro recorrido por Escocia en la ciudad que fue capital del Reino de Escocia durante la edad media: Stirling.
Es una ciudad emblemática para los Escoceses, ya que en ella se produjo la primera victoria de los Escoceses sobre los Ingleses en la famosa batalla del puente de Stirling.

Habíamos aterrizado la noche de antes en Edimburgo y nos fuimos directos a dormir a nuestro B&B que habíamos reservado en Stirling.
Ya durante nuestro camino a Stirling comenzamos a intuir como sería nuestro viaje: praderas verdes, verdes y verdes. 


Castillo de Stirling
Castillo de Stirling

Castillo de Stirling
Había amanecido un día soleado y decidimos dejar el coche en el B&B e ir a todos los lugares andando.
Según la dueña del B&B tenían una ola de calor y nos aconsejo tener cuidado con el sol. Nos resultó curioso el concepto de ola de calor en Escocia: 26º, cuando habíamos dejado Madrid con 40º.
Nuestra primera visita del día era el castillo de Stirling, que junto al castillo de Edimburgo son los dos con más historia y mejor conservados de Escocia.
El castillo estaba a unos 2 km y al final terminamos dando la razón a la dueña del B&B. El castillo estaba en lo alto de una colina y con el sol pegando de lo lindo, llegamos a él con un poco de calor.
Lo primero que hicimos fue comprar la Explorer Pass, la tarjeta que nos permitiría a lo largo del viaje pasar a varios castillos, iglesias y abadías de forma gratuita.
El concepto de castillo que nos encontramos no era el mismo al que estábamos acostumbrados. Consistía en una muralla de defensa y dentro de esa muralla una pequeña ciudad compuesta por varios edificios: La capilla real, las cocinas, el gran salón, el museo del regimiento, ...
Para enterarnos mejor de toda la historia, nos cogimos una audio guía para que nos fuera "ilustrando" sobre todo lo ocurrido dentro de los muros del castillo a lo largo del tiempo.
Recorriendo el castillo estuvimos unas 3 horas. Tras finalizar nuestra visita salimos por la puerta principal, bajando por una calle que deja el parking a la derecha. En esa calle y antes de llegar a la iglesia, está Argyll House, una casa perteneciente también al complejo del castillo y que se puede visitar. Hay un Escoces en la puerta vestido con el típico Kilt invitándote a entrar.
En la casa vivieron los condes de Argyll, la visita es curiosa y no se tarda más de 30 minutos en recorrerla.


Church of the Holy Rude
Church of the Holy Rude

Church of the Holy Rude (Iglesía de la Santa Cruz)
Seguimos bajando la calle hasta encontrarnos con la iglesia y el cementerio.
Antes de pasar decidimos comer en un restaurante que estaba enfrente llamado Hermann's Restaurant. Aquí comenzamos a descubrir uno de nuestros platos preferidos del viaje: El Salmón. El sabor que tiene el salmón en Escocia, no tiene nada que ver con el de España. Por un precio muy razonable, unas 12 libras, comimos muy bien.
Después de recuperar fuerzas, nos dirigimos enfrente a nuestra siguiente parada.
Según habíamos leído, Church of the Holy Rude, era el 2º edificio más antiguo de Escocia, tras el castillo. En este lugar han sido coronados muchos de los reyes Escoceses.
La iglesia no nos gustó mucho, pero sí que nos resultó curioso el cementerio que hay alrededor. El conjunto nos pareció más bonito por fuera que por dentro.
Hay que decir que el concepto de cementerio para los Escoceses es diferente que para los latinos. En Escocia los cementerios son abiertos, en los centros de los pueblos y ciudades, al lado de la iglesia y donde la gente suele ir muy a menudo. Es como parte de la ciudad.
Según nos contaron, los escoceses no tienen el concepto de los muertos con una connotación tan oscura y tenebrosa como la tenemos en España. Por eso los cementerios son tan accesibles, incluso cuando visitamos Edimburgo nos comentaron que las casas con vistas a los cementerios son más caras.

King street y Bbaker street
Continuamos bajando hasta llegar a la parte más comercial de la ciudad. Aquí pasamos un par de horas dando una vuelta por las calles, parando en alguna que otra tienda. La verdad es que no nos llamó ninguna en especial la atención.


Puente de Stirling
Puente de Stirling

El puente de Stirling
Es un lugar que hay que visitar, no por su espectacularidad (que también, es bastante bonito) sino por su historia.
Allí los Escoceses derrotaron a los Ingleses en la batalla del puente de Stirling. Los Escoceses estaban dirigidos por William Wallace (quien no ha visto a Mel Gibson en Braveheart interpretando a William Wallace).
El puente actual no es el original. Según cuentan, los Ingleses eran mayoría y estaban en una orilla del río y los Escoceses estaban en la otra. William Wallace dejo que el ejercito Inglés cruzara el puente poco a poco y cuando sólo la mitad del ejercito Inglés había cruzado, lanzó un ataque que desconcertó a los ingleses divididos por el río, logrando la primera victoria Escocesa sobre los Ingleses.
Para llegar a nuestro B&B había que cruzar el puente (que es peatonal) por tanto aprovechamos para realizar esta visita obligada.


The Old Tram House B&B
The Old Tram House

The Old Tram House B&B
Fue el B&B donde pasamos la noche. Nosotros le llamamos "pequeño nidito de amor".
Nuestra habitación estaba exquisitamente decorada con corazones por todos lados. Fue uno de los B&B que más nos gustó y que os recomendamos sin ningún lugar a dudas.
La dueña era muy simpática, nos recibió ofreciéndonos un wisky, nos acompañó a la habitación y estuvo con nosotros media hora explicándonos cosas de Stirling.
Nos indicó que en la mesa de la entrada dejáramos escrito lo que nos apetecía desayunar al día siguiente. Había un menú de desayuno y nosotros elegimos el "Scothish Breakfast", compuesto por huevos, salchichas, tomate fritos, champiñones y el típico haggis. Como decíamos nostros: ¡algo ligero para comenzar el día!
El haggis es una comida típica Escocesa. Es una especie de morcilla hecha de asaduras de cordero (pulmón, hígado y corazón), Es una comida que antes comían los pobres, cuando los nobles se comían las partes buenas del cordero y dejaban lo que no les gustaba para los pobres.

Ya era demasiado tarde y no pudimos subir a visitar el monumento de William Wallace, nos conformamos viendolo desde la puerta de nuestro B&B, lo tuvimos que dejar para nuestro siguiente viaje.

Para el día siguiente habíamos planificado: "Lago Lomond y Cañada de Glencoe"


Ver todas las fotos de: "Escocia día 1: Stirling"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Danos tu opinión de nuestro post. ¿Qué añadirías o qué quitarías?

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails