Navarra IV - Roncesvalles y Selva de Irati

Roncesvalles es el principal punto de entrada Europeo del Camino de Santiago. En este lugar se unen los 3 grandes caminos europeos que suelen escoger los peregrinos en su viaje a Santiago de Compostela.

Orreaga/Roncesvalles
Colegiata de Orreaga/Roncesvalles
La primera visita fue a la colegiata de Orreaga/Roncesvalles, se construyó en el siglo XII y dentro del conjunto destacan: la iglesia colegial de Santa María, con la talla gótica de madera de la Virgen, el claustro y la capilla Preciosa, donde descansan los restos del rey Sancho VII (según dicen el mausoleo está realizado a tamaño real, y en él está el cuerpo de 2,25 metros del rey).
Nuestra visita coincidió con una misa oficiada por el obispo en honor a San Miguel de Aralar, que ese día visitaba Roncesvalles junto con todos los pastores de la zona. Es tradición que la figura del Santo recorra todas las parroquias del valle con el objetivo de traerles la lluvia y las buenas cosechas.
Después de la misa había prevista una procesión hasta la cueva, pero como llovía mucho se cambio por una pequeña procesión por el claustro.
La procesión terminó de una forma muy curiosa, todo el mundo se calló y un pastor gritó de la misma forma que lo hacen para recoger a las ovejas, tras el grito todo el mundo terminó aplaudiendo. Tengo que reconocer que se nos puso el vello de punta, seas o no creyente.
Como inicio del camino de Santiago, estaba todo lleno de peregrinos preparándose para comenzar su viaje.

Fábrica de armas de Orbaitzeta
Fábrica de armas de Orbaitzeta
Dejamos Roncesvalles y continuamos el viaje, dirección Pamplona, hasta que nos encontramos un desvío a la izquierda en dirección a Aribe - Selva de Irati. En Aribe cogimos otro devío a la izquierda en dirección a Orbaitzeta y desde allí seguimos los carteles que nos subían hasta la antigua Real fábrica de armas y municiones  de Orbaitzeta.
La fábrica llegó a ser una de las más importantes del norte de España y estuvo en funcionamiento unos 100 años, hasta 1873. Actualmente está en ruinas y tomada por la vegetación, pero se está intentando restaurar para adaptarla a las visitas turísticas.
Ya en su estado actual es digna de visitar por el entorno donde se encuentra.
Volvemos por la misma carretera que habíamos traído y a unos 3 km, antes de llegar a Orbiceta, cogimos una carretera a la izquierda hacia la Selva de Irati.
Nada más coger el desvio, nos paramos en un enorme caserío, que resultó ser el albergue de Mendilatz. Allí nos quedamos a comer el menú del día, que por 13€ estaba muy bien.


Selva de Irati
Selva de Irati
Desde el albergue, hasta la presa de Irabia, la pista asfaltada discurre por plena selva de Irati. El cielo estaba cubierto y caía una fina lluvia, lo que hacía mucho más mágico el lugar.
La selva de Irati es para visitarla durante una semana. Hay que cogerse la mochila y andar por los diferentes senderos habilitados. Si es invierno se puede hacer esqui de fondo en la estación de Abodi.
Nosotros nos dimos un paseo por los alrededores de la presa para disfrutar, aunque sólo fuera un poquito, de la naturaleza salvaje y exuberante de una de las masas forestales más grandes de Europa.


Aribe
Aribe
Deshaciendo el camino andado durante las última horas, volvimos hasta Aribe. Allí hicimos nuestra última parada, y paseando entre sus pocas calles (no llega a los 100 habitantes), llegamos hasta el puente románico sobre el rio Irati.

Aquí termina la serie de cuatro entradas, donde hemos intentado contaros nuestro viaje por Navarra. Esperamos que os haya gustado y os sirva para vuestros viajes.

No dudéis dejarnos vuestras impresiones o experiencias en los comentarios.




Ver Roncesvalles y Selva de Irati en un mapa más grande


Ver todas las fotos de: "Navarra IV - Roncesvalles y Selva de Irati"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Danos tu opinión de nuestro post. ¿Qué añadirías o qué quitarías?

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails