Salamanca - Sierra de Francia

Hoy visitamos los lugares más importantes de la Sierra de Francia - Las Batuecas, en el sur de la provincia de Salamanca. Montaña, valles, pueblos de encanto, senderismo, vistas espectaculares y buena gastronomía (aquí podemos aplicar el famoso dicho: "del cerdo todo se aprovecha").
El Cerdo

Sequeros
Nuestra primera parada fue el pueblo de Sequeros, viniendo por la carretera desde Bejar, nada más comenzar el pueblo a la izquierda aparece un cartel que nos lleva al mirador de la cruz. Si el día está despejado tiene unas bonitas vistas sobre el valle.
Continuamos hasta el centro, donde dejamos el coche y comenzamos a andar en dirección a la ermita de Robledo. Son diez minutos andando que te permite visitar el pueblo de calles empedradas y casas con balconadas de madera, hasta llegar al final del pueblo, donde nos encontramos con la ermita del Humilladero. Está situada en la mitad del camino, dejamos la ermita a la derecha y continuamos hasta encontrarnos con la ermita de Robledo.

Sequeros - ermita de Robledo
En la puerta de la ermita estaba "Isi", que nos la enseñó con toda la tranquilidad que estos lugares dan a sus gentes. Empezando por el artesonado del techo, continuando por el altar, donde se encuentra la Virgen de la Buena Leche y terminando en la parte de atras, en el camarín de las reliquias. Aquí se guardan las reliquias de Juana Hernandez (la niña que profetizó la existencia de la virgen de la Peña de Francia) y Simón Vela descubridor de la talla de Nuestra Sra. de la Peña de Francia.
Terminamos la visita subiendo al coro para poder contemplar mejor el artesonado, muy recomendable. Además "Isi" nos obsequió con una pequeña canción tocada con su armónica.
La ermita de Robledo es un típico rincón perdido que merece la pena cuando lo encuentras, si estás por la zona no dudes en visitarlo.

Santuario en la Peña de Francia
Tras dejar Sequeros, nos dirigimos a la Peña de Francia, lugar sagrado desde tiempos muy antiguos. La carretera se va retorciendo alrededor de la montaña hasta alcanzar los 1.723 metros de su cota más alta, donde nos encontramos con el Santuario de Nuestra Sra. de la Peña de Francia (de las subidas que he realizado en coche, junto con Sa Calobra y Covadonga, creo que es de las que más impresiona). 
Santuario de Peña de Francia

Desde arriba se tienen unas vistas privilegiadas, es un mirador natural desde el que se puede contemplar toda la zona y hasta el norte de Cáceres.
Una de las características principales de la virgen es que es Negra, una de las pocas que existen de este tipo.
Tambien bajamos a la cueva donde se encuentra una de las tallas de la virgen, además de visitar el reloj de sol, bajar por las escaleras que hay debajo de este y contemplar las vistas desde los miradores naturales que allí se encuentran.

La Alberca
Después de bajar de la Peña de Francia y, siguiendo las indicaciones de la Alberca, nos paramos a comer en un restaurante llamado "El Casarito", un poco antes de llegar al pueblo. Nos tomamos un cabrito al horno con tomillo, del que quedamos convidados para volver y repetir.
La Alberca
Hay dos cosas de las que nos quedamos impresionados al visitar este pueblo: la originalidad de sus calles y casas y la cantidad de tiendas de embutidos que hay por todos lados.
Todas sus casas están hechas de granito, piedra y vigas de madera vista, y muchas de ellas están llenas de flores en sus balcones.
Para finalizar nuestra visita nos pasamos por la iglesia de Nuestra Sra. Asunción de María, donde destaca su púlpito de granito. 

Miranda del Castañar
Salimos camino de Miranda del Castañar, y el siguiente pueblo que nos encontramos es Mogarraz. Nos habían aconsejado visitarlo, pero después de conocer la Alberca no nos detuvimos demasiado tiempo.
Continuamos nuestro camino y a los pocos kilómetros nos detuvimos en el mirador de la Cabra, desde donde hay unas vistas muy bonitas del parque natural de la Sierra de Francia - Las Batuecas y al fondo se ve Miranda del Castañar.
Después de varios kilómetros llegamos a nuestro último destino del día: Miranda del Castañar.
Estuvimos paseando por sus calles, vistando por fuera el Castillo y tras rodearlo terminamos en un mirador desde el que se disfrutaban unas buenas vistas.
Para terminar compramos una botella de "Ciripolen" (licor de miel y jalea real), parece ser muy famoso por la zona. "El tendero" que nos lo vendió, nos contó entre risas sus múltiples propiedades, como no, entre ellas las amorosas. Nuestra idea era tomarnos un lingotazo tras la victoria de la selección, pero al final nos fue suficiente con el subidón de la selección.



Ver Sierra de Francia - Salamanca en un mapa más grande


Ver las fotos de: "Salamanca - Sierra de Francia"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Danos tu opinión de nuestro post. ¿Qué añadirías o qué quitarías?

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails