Mallorca - De Alcúdia a Alcanada

No hay nada mejor que improvisar en tus viajes, son en estos momentos cuando de verdad encuentras lugares que no te esperas, y Mallorca tiene muchos.
Era sábado, de los primeras días de primavera y con un sol resplandeciente. De estos días que tienes que ponerte las gafas de sol,  porque la luz en Mallorca te hace hasta daño a los ojos.
Decidimos ir a pasar el día al otro lado de la isla, y viendo el mapa decidimos ir para la zona de Alcúdia. Típico lugar que he pasado varias veces pero que nunca me he entretenido en visitar.

Alcúdia
Ibamos en plan tranquilo, por lo que visitamos el pueblo de una forma relajada. La verdad es que no fue una visita, más bien fue pasear por sus calles.Playa de Port de Alcúdia
Nuestro paseo lo comenzamos por la muralla medieval. Subimos a ella por uno de los accesos y la fuimos recorriendo por la parte de arriba, teniendo unas curiosas imágenes del pueblo; imágenes del pueblo desde la visión de sus tejados.
En otro de los accesos nos bajamos y continuamos paseando por el pueblo sin un rumbo fijo. Cuando una calle o un edificio nos parecia curioso, para allá que nos dirigíamos. Como el casco antiguo no es muy grande te puedes permitir el ir dando "tumbos" de un lugar a otro y al final has recorrido todo lo más interesante: Calle Mayor, Plaza de la Constitución, Carrer de la Pau (con sus macetas y plantas a un lado y a otro de la calle), Plaza de Carlos V (con la Porta del Moll y la estatua del águila), Paseo de la Madre de Déu de la Victòria (con su arbol-escultura seco, curioso de ver), Paseo de Pere Ventanyol e Iglesia de Sant Jaume.

Port de Alcúdia
Para comer decidimos irnos al Puerto de Alcúdia, está a unos pocos km de Alcúdia y antes de llegar a Alcanada.Playa de Port de Alcúdia
Fue una de estas comidas que recordaremos durante varias semanas; la situación fue la siguiente: Sol, unos 20º, con el puerto y la playa de fondo, la gente paseando en mangas de camisa y una paella ciega de las que hacía tiempo que no nos comíamos.
Lo que nos apetecia es que el momento se alargara durante varios meses y que no terminara.
Tras la comida nos fuimos por el paseo, bordeando primero el puerto y después continuamos por la arena de la playa. Estaba dura y era perfecta para pasear. Había grupos de niños correteando tras un balón, gente haciendo footing, los más atrevidos en bañador cogiendo los primeros rayos de sol de la temporada y nosotros paseando por la amplia playa y disfrutando de una espectacular tarde de primavera.

Alcanada
Después de nuestro paseo nos fuimos para Alcanada (Allcanada), o "Aucanada", como lo pronuncia más de un lugareño por aquí en Mallorca.Alcanada
Dejamos el coche en la entrada del campo de golf y continuamos andando por el paseo que va desde el aparcamiento hasta la isla de Alcanada.
Es un muy paseo muy agradable, con el campo de golf a la izquierda y la bahía de Alcúdia a la derecha. Curiosos son los pinos que llegan casi hasta el borde del mar y la serie de árboles centenarios secos y cortados a la altura de la cabeza.
Como fin de nuestro viaje, llegamos al extremo del paseo, desde donde se contempla la isla de Alcanda, con su faro, señal de entrada a la bahía para todos los navegantes.

Ver las fotos de: "Mallorca - De Alcúdia a Alcanada"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Danos tu opinión de nuestro post. ¿Qué añadirías o qué quitarías?

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails