París VIII - Del Arco del Triunfo al Trocadero

Antes de comenzar la jornada, nos pasamos por nuestra pastelería preferida, de la cual ya os hablamos en el post París V, para comprar provisiones para el día. Compramos un pan moreno con pipas, bonísimo, y unos dulces por si nos hacían falta durante el día.

El arco del triunfo
Nuestra primera parada de la jornada es en la plaza Charles de Gaulle o l'Étoile. Allí se encuentra el arco del triunfo.
Fue encargado por Napoleón, y en él están inscritos todos los nombres de las batallas que ganó.
En la actualidad también acoge la tumba del soldado desconocido, en la cual está enterrado un soldado anónimo de la primera guerra mundial.
Lo que más nos gustó fueron las vistas que tiene desde la terraza o mirador. Como todo en París hay que pagar para subir, pero merece la pena.
Desde este lugar se tiene una de las mejores vistas de París. Se puede ver como nacen desde allí y de forma radial las principales avenidas de la ciudad, entre ellas la famosa avenida de los campos Eliseos. Justo en la otra parte se puede ver la zona nueva de París con el Arco de la Defensa al Fondo.
Como curiosidad, contaros que nos quedamos un buen rato mirando desde arriba, como era el tráfico en la caótica plaza. No tiene semáforos ni carriles pintados en el suelo, pero si los pintaran seguramente saldrían 6 o 7. Es un espectáculo ver como los coches van entrando desde las diferentes calles y avenidas, y como si de una coreografía se tratara van saliendo sin rozarse.
Nos comentaron que existe París una ley no escrita por la cual si se produce un accidente en la plaza no se debe realizar parte de tráfico, ya que los dos conductores asumen los gastos a partes iguales, da igual quien haya tenido la culpa.

Avenida de los Campos Elíseos
Desde el arco del Triunfo comenzamos a bajar por una de las avenidas más famosas de París: Los Campos Elíseos.
Como dicen los Parisinos, es la calle donde puedes ir a ver o a dejarte ver. Está llena de tiendas yCampos Eliseos desde el arco del triunfo restaurantes, con amplias aceras y llena de árboles. Paseando por ella tienes una sensación de amplitud enorme.
Aquí se encuentran algunas de las más exclusivas tiendas de París, como Cartier, Mont Blanc o Louis Vuitton, todas ellas llenas de turistas japones ávidos de comprar en el lujo parisiense.
Continuamos bajando por la avenida hasta un poco antes de la plaza de la concordia (la del obelisco), que giramos a la derecha por la avenida Winston Curchill, en dirección al Sena.
Pasamos entre el Grand Palais y el Petit Palais, hasta llegar al puente de Alexandre III, que según dicen es el más bonito de París. Os podemos decir que quizá es cierto, nosotros no llegamos a ver todos, pero este es muy bonito. Está decorado con estatuas de caballos alados, ninfas y farolas de diseño art nouveau.

Los inválidos y el Dôme
Nada más pasar el puente Alexandre III, nos encontramos con una enorme explanada y comoTumba de Napoleon en el Dome en los Invalidos fondo de ésta, el impresionante y monumental edificio de los Inválidos. Lo construyó Luis XIV como hospital para veteranos de guerra y durante la segunda guerra mundial se utilizó como hospital militar.
Merece la pena entretenerse un par de horas visitándolo, dentro existen varios museos: Museo de la armada, el museo de la orden de la liberación y un museo de maquetas militares de ciudades.
Aunque lo más impresionante es el Dôme. Es una iglesia construida en la parte sur de los inválidos donde se guardan los restos de Napoleón. Fueron traídos desde Santa Elena, donde murió, hasta esta iglesia, donde los han colocado en un impresionante ataúd de madera, justo debajo de la cripta de la iglesia.

Campo de Marte y Trocadero
Era hora de comer, por lo que sacamos lo que llevábamos en nuestras mochilas y en los jardines y el césped del Campo de Marte nos lo comimos.
El Campo de Marte es una impresionante pradera a los pies de la torre Eiffel, lo cual hace que esta se resalte todavía más.Torre Eiffel desde el Trocadero
Nuestra intención era subir a la Torre Eiffel, pero cuando llegamos había tales colas, que decidimos aplazarlo para el día siguiente.
Se nos ha quedado el recuerdo, justo debajo de la Torre mirando hacia arriba, y sintiéndote una hormiga comparado con la mole de hierro que teníamos encima.
Desde la torre Eiffel cruzamos el río Sena por el puente d'Iena hasta llegar al trocadero.
De todo París creo que este es el sitio más romántico. Tienes las fuentes del trocadero por un lado, la torre Eiffel justo enfrente y al otro lado la pradera del campo de Marte. Muy muy recomendable, y a poder ser no vayas solo ni sola.
A nosotros nos coincidió que se estaba haciendo de noche, se acaba de iluminar la torre Eiffel, estaban celebrando algo y había un conjunto de música Gospel cantando y comenzó a soplar una suave brisa, que nos dejo un momento casi perfecto.

Con este buen recuerdo terminó nuestro octavo día en París.


Ver las fotos de: "París VIII - Del Arco del Triunfo al Trocadero"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Danos tu opinión de nuestro post. ¿Qué añadirías o qué quitarías?

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails