Rias Baixas II - De O Viso a Bueu

En esta jornada estuvimos recorriendo el lado norte de la Ría de Vigo, hasta llegar a Bueu, ya en la Ría de Pontevedra.

O Viso
Desde Pontevedra bajamos por la antigua nacional en dirección a Arcade, en esta localidad cogimos un desvío con dirección a Pontesampaio.Cruceiro del mirador de A Peneda (O Viso)
La primera visita del día teníamos prevista que fuera el castillo de Soutomaior. Desde Pontesampaio aparecen indicaciones para llegar a este lugar.
Habíamos leído que este castillo es utilizado para el rodaje de películas, debido a su buen estado de conservación, y que estaba rodeado de unos jardines que merecen la pena pasear por ellos durante un buen rato.
No os puedo decir nada más, porque para nuestra sorpresa al llegar al lugar nos lo encontramos cerrado.
Nos volvimos por la misma carretera que habíamos traído y a los pocos kilómetros nos apareció un desvío a la izquierda en dirección a O Viso. La carretera comenzó a subir y en la parte más alta aparece esta pequeña aldea, desde donde sale a la derecha una calle, que en unos metros se convierte en camino asfaltado, que nos llevará hasta el mirador de A Peneda. Os aconsejo cuando lleguéis a O Viso preguntéis a los lugareños para que os indiquen, ya que no hay ningún tipo de cartel informativo.
Desde este lugar se tiene una vista privilegiada de la Ría de Vigo con el puente de Rande en medio de la Ría comunicando las dos orillas.
Como curiosidad contaros que en el mirador se encuentra la ermita de A Peneda y en su entrada existe un cruceiro con una calavera labrada en su parte baja. De todos los cruceiros que hemos visto en estos días, este es el único que hemos encontrado con esta inscripción.

Moaña
Continuamos la ruta siguiendo la margen derecha de la ría de Vigo por la C550, un viaje muy agradable, con la vista de las bateas a nuestra izquierda y con la impresionante imagen del puente de Rande cuando pasas por debajo de él.
En Moaña visitamos la iglesia de San Martiño, para llegar a ella se tiene que cruzar Moaña, seguir indicaciones hacía Marín y un kilómetro después girar a la izquierda hasta encontrar las indicaciones de la iglesia.
Merece la pena entretenerse unos minutos en esta visita, aunque sólo sea por contemplar el tímpano de San Martín acompañado de 4 Santos.

Lago de Castiñeiras
Volvimos a la carretera que nos llevaba a Marín, y tras recorrer varios kilómetros nos encontramos un desvío a la derecha con una indicación a Monte Faro Domaio (ir con mucha atención porque no está muy visible). Esta carretera, que discurre entre árboles y praderas, es aconsejable hacerla en tercera velocidad como máximo. No tiene mucho tráfico, existe algún que otro socavón y sobre todo así se puede disfrutar de la naturaleza que nos rodea durante todo el trayecto.
Lago Castiñeiras
A unos 5 kilómetros del desvío, aparece a la derecha una pista forestal medio asfaltada, en un estado no muy bueno que nos subirá al Monte Faro Domaio. Si viajaís con un todo terreno os aconsejo que subáis, en caso contrarío puede ser que los bajos del coche den más de una vez con el suelo. Arriba se encuentra un centro de comunicaciones (622 m de altitud) desde donde se puede disfrutar de la parte central de la ría de Vigo.
Siguiendo la carretera que traíamos llegamos hasta el lago Castiñeiras. Lo que más nos sorprendió fue encontrarnos aquél paraje en ese lugar. Es un lago, rodeado de parques y jardines como los que te encuentras en las ciudades, bien cuidados, pero en plena naturaleza.
Os aconsejo que llevéis provisiones y que comáis en este lugar, ya que cuenta con un merendero preparado con sillas y mesas de piedra y madera. Existen rutas de senderismo marcadas, por las que darse un paseo muy agradable y disfrutar del incomparable entorno. Tiene su centro de interpretación, un aula de naturaleza y un centro de recuperación de aves.
Nosotros no llevábamos comida y nos quedamos con las ganas de comer en este “paraíso”.
Sin lugar a dudas esta visita fue la mejor de la jornada.

Bueu
Tras dejar el lago Castiñeiras en dirección a Marín, giramos a la izquierda buscando nuestra siguiente parada, Bueu, más exactamente su puerto pesquero. Es uno de los puertos que posee Cangas de Morrazo y es famoso por sus subastas públicas de pulpo.
Como ya era muy tarde, nada más llegar a Bueu buscamos un sitio donde comer, y encontramos un restaurante de estos que es bueno recomendar. Se llama El Pescador y se encuentra en una de las calles (Alfonso Castelao) que salen perpendiculares desde el puerto. Nos comimos un “pulpo Caldeirada” que tardaremos años en olvidar.
Después de comer nos volvimos para Pontevedra, nuestro lugar de alojamiento, pero si tenéis tiempo y ganas, hacia las seis de la tarde se celebra en la lonja la subasta del pulpo, permitiéndose la presencia de turistas.

Ver la ruta en fotos: "Rias Baixas II - De O Viso a Bueu"

2 comentarios:

  1. Excelente Blog la verdad me llama mucho la atención….Sobre todo porque próximamente voy a viajar a Canadá...
    Me gusta mucho los blog de viajes...aprendes mucho...Hace poco empecé el mío
    Se llama Bonjour Quebec
    http://www.mybonjourquebec.com
    Cualquier cosa estoy a la orden
    Saludos y Éxito en la vida…
    Alain

    ResponderEliminar
  2. Mucho ha cambiado el pescador en Bueu de lo que comenta. Aparte de servirnos trozos de pan recogidos de otras mesas, caro para una mala comida, mala educación, la dueña montó un show a voces a la camarera porque le parecía que no íbamos a gastar lo que consideraba.

    ResponderEliminar

Danos tu opinión de nuestro post. ¿Qué añadirías o qué quitarías?

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails